Tu salud dental en verano

cepillado dentalCuando llegan los meses de verano variamos nuestros horarios, ritmo, alimentación y tipo de actividades. Llegan las vacaciones y si para los adultos nos es complicado mantener un orden en nuestros hábitos de higiene dental, para los niños se hace prácticamente imposible lograr que se cepillen los dientes un mínimo de dos veces al día.

Otro problema que surge es que en estos meses de calor aumentamos la ingesta de bebidas gasificadas o zumos ácidos y azucarados, que sumados a esa falta de eficiencia en la limpieza de nuestra boca y piezas dentales, contribuye a que exista la posibilidad de que surjan caries, infecciones o algún problema periodontal.

  • Es obligatorio cepillarnos los dientes al menos dos veces al día de forma correcta como lo hemos estado haciendo durante el resto del año, para lo que aconsejamos que a la hora de preparar nuestras vacaciones vigilemos el estado en el que se encuentra ese cepillo que está en nuestro neceser de viaje, para sustituirlo por uno nuevo si fuera necesario. Una muy buena opción para esos momentos en los que comemos fuera es llevar cepillos desechables, de tamaño reducido para asegurarnos que podemos llevarlo a cualquier lugar como la playa, piscina, restaurantes, excursiones, etc; y así no abandonar nuestros buenos hábitos de higiene dental.
  • Antes de marcharnos de vacaciones, aconsejamos a nuestros pacientes que pasen por nuestra consulta a realizarse un chequeo para poder prevenir cualquier tipo de problemas dentales durante el verano, pues, por ejemplo, si hay inicio de caries, cuando tomemos un helado o bebidas frías, el dolor puede estropearnos el día, e incluso obligarnos a tener que acudir a un servicio de urgencias en un centro médico desconocido o clínica dental que no es de confianza.
  • Os aconsejamos que evitéis el consumo de alimentos ácidos o azucarados y los sustituyáis por frutas frescas, pues así lograremos estimular la secreción de saliva que ayudará en la protección de nuestra boca y evitaremos que esos ácidos y azúcares dañen nuestros dientes.
  • Hay que tener especial precaución para prevenir emergencias dentales pues en verano solemos realizar más actividad al aire libre, deportes, que muchas veces nos ocasionan una lesión dental y que deberemos tratar con urgencia y en ningún caso dejar pasar los días porque estemos en periodo vacacional. Esto es un error muy común que ocasiona en la mayor parte de los casos, la necesidad de realizar tratamientos más complicados que si en el momento de la lesión se hubiera acudido de urgencia al dentista.

Como hemos dicho, en el verano cambiamos mucho nuestras rutinas pero debemos conseguir que estas modificaciones no afecten negativamente a nuestra salud dental.

Últimas noticias

Deja tu comentario