Higiene dental

Ofrecemos una amplia gama de servicios de Odontología desde Higiene y Prevención hasta los más especializados

Higiene dental

Dos o tres veces al día – Cepilla tus dientes, utiliza seda dental, enjuágate con un colutorio.

Los hábitos de higiene bucal diaria pasan por cepillarse los dientes después de cada comida o como mínimo dos veces al día utilizando una pasta de dientes adecuada y puesto que el cepillo de dientes no alcanza a limpiar perfectamente entre los dientes es necesario utilizar diariamente la seda dental. Para limpiar los restos de comida que pueden quedar entre los dientes, el hilo dental es una buena herramienta que debemos de usar diariamente. Para finalizar la higiene de nuestra boca hay que aclararse con colutorio adecuado a nuestra boca por lo menos una vez al día para reducir las bacterias y la placa además de evitar el mal aliento. Si tienes dudas sobre cuales son las marcas de dentífrico, hilo dental y colutorio más adecuadas para tu boca puedes consultar al dentista para que te asesore.

Cada tres meses – Renueva tu cepillo

El cepillo de dientes, imprescindible en nuestra higiene bucal, se va desgastando con el uso diario y pierde sus propiedades. Es imprescindible cambiar de cepillo cada tres meses.

El Cepillo no se puede compartir, parece un consejo evidente pero hay que tener en cuenta que la boca está llena de microorganismos que se transfieren a las cerdas del cepillo y además el ambiente húmedo de los baños, donde solemos dejar el cepillo de dientes, favorece su proliferación, muchas de las bacterias que se acumulan en el cepillo son microorganismos específicos de nuestra boca.

El cepillo se limpia y aclara después de cada uso. Hay que dejarlo en posición vertical, separado del resto de cepillos de la familia para que las cerdas no estén en contacto y esperar a que esté seco para volverlo a utilizar. Si optamos por taparlo con un capuchón para evitar la contaminación cruzada, es mejor ponérselo cuando el cepillo esté seco.

Aún así y todo el periodo de vida útil de un cepillo ha de estar entorno a los tres meses máximo

Una o dos veces al año – Visita al dentista

Hay que acudir al dentista como una forma preventiva para evitar futuros problemas, no se debe esperar a sentir dolor o padecer alguna enfermedad. Es fundamental revisar nuestra boca una vez al año para detectar posibles enfermedades, corregir problemas y en definitiva mantener una boca sana. Los dentistas son profesionales que nos darán consejos personalizados y nos garantizarán la salud de nuestra boca.

ej-higiene-dental