¿Qué es una desvitalización o endodoncia?

Esquema de un molar

Esquema de un molar

Muchas veces no hay otro remedio para salvar un diente o una muela que practicar una endodoncia, tratamiento sencillo que hay que practicar a una pieza que tiene caries muy profunda y que nos genera un dolor intenso sobre todo con los cambios de temperatura.

La prioridad de cualquier odontólogo siempre es intentar conservar el diente natural, así que hay que eliminar el tejido enfermo por caries procediendo a la endodoncia lo que la gente conoce como “matar el nervio” y que consiste en limpiar o eliminar la pulpa dental (nervios y vasos sanguíneos) limpiando hasta el final de la raíz.

Posteriormente, cuando ya se ha eliminado todo esa materia dañada hay que rellenar los conductos radiculares que han quedado vacíos y sellar la cavidad pulpar de forma minuciosa con un material inerte para que el diente no pueda volver a ser invadido por microorganismos. Si la pérdida de pieza dental ha sido muy grande, debemos reconstruir y colocar una corona o funda para evitar fisuras y devolverle la resistencia perdida.

Finalmente nos queda una restauración perfecta del diente o muela que durará y funcionará igual que una pieza normal y que no será más frágiles que los dientes naturales. Es un tratamiento muy habitual que requiere anestesia local y dependiendo del tipo de pieza se puede realizar en una o dos sesiones.

No obstante los dientes endodonciados que permanecen insensibilizados y aislados del organismo, siguen siendo susceptibles a las caries por lo que han de cuidarse y revisarse periódicamente.

En nuestra Clínica de Odontología Integral Doctores Pérez la Dra. Cristina Bartol, máster en endodoncia por la UE y experta endodoncista, utiliza las técnicas más avanzadas de esta disciplina.

Más información: Endodoncia

Últimas noticias

Deja tu comentario