Bruxismo nocturno y apnea del sueño

Estudios recientes vinculan el bruxismo nocturno (rechinamiento dentario involuntario durante la noche) con la apnea del sueño, ya que las estadísticas concluyen que el 90% de las personas que padecen esta patología a la vez sufren de apnea. Esto es debido a la presencia de sueño ligero, a los microdespertares y también se asocia a alteraciones de la química cerebral (sensibilidad dopaminérgica).

La apnea obstructiva del sueño es un problema que ocurre cuando nuestra respiración se detiene mientras dormimos ocasionando un excesivo cansancio al levantarnos por la mañana, estados de malhumor, dolores de cabeza, posibles depresiones, hipertensión arterial, etc. La hipoxia, deficiente entrada de oxígeno, es uno de los mayores enemigos para nuestro organismo al sufrir apneas, pues puede ocasionar la aparición de problemas cardiovasculares y alteraciones psiquiátricas graves.

El bruxismo nocturno va a hacer que nuestro descanso no sea continuo, que al infringir tanta presión constante con nuestros dientes la cabeza nos duela y suframos de problemas en la articulación temporomandibular. Con estos dolores y malestar no conciliaremos el sueño de manera profunda durante la noche y en la mayoría de los casos no somos conscientes de ello, pues no llegamos a despertarnos. Muchos estudios han llegado a la conclusión de que el bruxismo se produce por la combinación de problemas relacionados con la presencia de alguna desarmonía oclusal y factores psíquicos o de origen psicosomático.

rechinado

Este rechinamiento involuntario casi siempre es ocasionado por la aparición de determinados cuadros de estrés y ansiedad que si son vigilados y tratados adecuadamente, podemos llegar a minimizar sus efectos.

Para tratar el bruxismo lo principal es liberarse de ese estrés acumulado durante el día y de la ansiedad.

Al principio es posible que nuestro dentista nos prescriba unas férulas de descarga y protectores que servirán para evitar el desgaste dental. Es conveniente reducir al máximo nuestra actividad durante la segunda mitad de la tarde, evitar el consumo de alcohol, café o té por lo menos tres horas antes de irse a dormir y no fumar.

El bruxismo desgastará la capa protectora del esmalte externo de los dientes, facilitando así la aparición de las caries y terminando con la destrucción de nuestros dientes. Es muy importante el tratar el bruxismo nada más que se diagnostica y no esperar pues va en detrimento de nuestra salud bucodental.

En Clínica Dental Doctores Pérez de Valladolid nos preocupamos por la salud bucodental de nuestros pacientes y estamos siempre vigilantes ante la aparición de un desgaste inusual en los dientes.

El trato personal es una herramienta vital para que mediante la comunicación podamos saber si el paciente duerme mal, se levanta excesivamente cansado y sufre dolores de cabeza habitualmente. Con toda esa información la mayoría de las veces detectamos los casos de bruxismo a tiempo.

Últimas noticias

Deja tu comentario