Alimentos para mejorar nuestra salud bucodental

vegetalesEn nuestra consulta conversamos con nuestros pacientes sobre los buenos hábitos de higiene bucodental y la necesidad, en muchos casos, de retirar de la dieta determinados alimentos que pueden ser perjudiciales para la salud de nuestra boca y dientes, y como debemos incluir otros que nos serán beneficiosos.

En las frutas y verduras vamos a encontrar las vitaminas A y C necesarias para el correcto desarrollo de las encías.

El calcio, que lo encontraremos principalmente en productos lácteos, nos ayudará a proteger el esmalte dental. Junto con el fósforo, el calcio evita la erosión y las proteínas y las grasas de estos productos lácteos aumentan la protección contra los temidos ácidos que producen las caries. Además el azúcar de la leche, la lactosa, produce mucha menos caries que otros tipos de azúcares.

El queso, por ejemplo, con su aporte de calcio, fosfatos y caseína, estimula la salivación, lo que hace que sea más sencillo el deshacerse de los restos de alimentos que se acumulan en nuestra boca.

También encontraremos grandes fuentes de calcio en alimentos como las espinacas, el brócoli, kiwis y los frutos secos.

El ácido fólico, vitamina B9, colabora con la B12 y la vitamina C para ayudar al cuerpo a descomponer, usar y crear proteínas nuevas. Está muy presente en los vegetales de hoja ancha y verde, y por su contribución al crecimiento celular en todo el organismo, va a promover el que tengamos una boca mucho más saludable.

cacaoEl arroz integral y los cereales proporcionan también vitaminas tipo B y hierro. Además los cereales integrales nos aportarán magnesio, elemento importante para la estructura de los dientes.

Un alimento, consumido con moderación, que va a prevenir la erosión y reducirá la inflamación de nuestras encías, es el “chocolate negro”, ya que el cacao posee taninos que van a prevenir la formación de placa y ácidos en la boca.

En general podríamos resumir que el consumo habitual de frutas, vegetales, legumbres y frutos secos van a ayudarnos a fortalecer nuestra inmunidad, logrando con ello vencer a las bacterias, y así proteger dientes y encías.

Existen también en el mercado determinados chicles sin azúcar que está demostrado que su uso después de las comidas estimula el flujo de saliva, contribuyendo a la prevención de la caries. Muchos de ellos pueden contener en su composición flúor, calcio y fosfatos que pueden colaborar activamente en la protección de los dientes.

Pero no debemos olvidar que la masticación continuada y prolongada de chicles de forma habitual produce mucho desgaste y presión en las piezas dentales y encías, de tal manera que no es conveniente prolongar mucho su uso en la boca, pues a los diez minutos sus propiedades desaparecen y pasa a ser una simple goma de mascar.

En nuestra clínica de odontología integral doctores Pérez de Valladolid queremos que nuestros pacientes estén bien informados sobre los buenos hábitos de higiene bucodental y cuidados de salud para que logren, muchas veces gracias a pequeños cambios en su día a día, evitar enfermedades como caries y determinadas infecciones.

Últimas noticias

Deja tu comentario